El castaño valiente I

A pesar de los pronósticos, la castaña no ha resistido el impulso de la vida y ha lanzado sus raíces en una de las macetas de mi terraza. Lo destacable es que es en  Sevilla, donde estamos situados a muy pocos metros sobre el nivel del mar. Iré publicando esta proeza natural para los que como yo aun seguimos esperanzados en la vida para este fantástico planeta.

chestnut
Nacimiento de la castaña – Birth of chestnut

Siempre hay un tiempo

Siempre hay un tiempo donde sentarse a reflexionar, mirarse al espejo que nos cuenta la verdad de la luz que nos moldea e ilumina. Siempre hay un tiempo donde el viento cambia de dirección, una brisa fresca que nos susurra el nuevo instante. Hace falta sentarse, mirar si la energía es suficiente para llegar y saber para cuentos pasos nos da. Siempre hay un tiempo donde el propio tiempo te reclama. En el tumulto, en la manada, perdidos y encontrados por otros. Navegamos. Hay que sentarse frente al espejo. Cae la tarde, se precipita el ocaso y aun te quedan los pasos que no usaste. La brisa es tibia y anuncia lluvia. Los brotes verdes, incipientes, se adueñan del tiempo.